Cualquier persona que haya seguido Atkins podrá contarte los beneficios que trae consigo un estilo de vida bajo en carbohidratos. Aquí están cinco de mis favoritos.

 

  1. La fuerza de voluntad aumenta

Sí, es verdad. Cuando piensas en Atkins por primera vez, es posible que pienses «cómo puedo sobrevivir sin pan o helado?», o el alimento alto en carbohidratos que más te guste. Esto cambiará cuando lleves una semana o dos con Atkins. A medida que el azúcar en sangre se estabilice, los antojos desaparecerán. De hecho, si en algún momento tienes un «desliz» y comes comida basura alta en carbohidratos, te darás cuenta de cuánto te hincha y de lo hambriento/a que te hace sentir. Además, encontrarás nuevos alimentos favoritos que nutren tu cuerpo, en lugar de robarle energía.

  1. Di adiós al hambre

No me gusta pensar en Atkins como una «dieta», ya que esto evoca imágenes de platos de lechuga, tortillas de clara de huevo o, peor aún: nada. Nuestro enfoque bajo en carbohidratos y rico en proteínas te dejará con una sensación de satisfacción. De hecho, diría que una de las 3 preguntas más importantes que me hacen los seguidores de Atkins es «Llevo una semana con Atkins y no tengo hambre, ¿puedo saltarme alguna comida?», a lo que, por supuesto, la respuesta es siempre un rotundo «no».

 

Sin embargo, el hecho es que la gente se siente demasiado llena para comer, pero siguen bajando de peso y se sienten fenomenal. ¿Cuál es el motivo de esto? Todas las comidas de Atkins son ricas en proteínas y grasas alimenticias, por lo que son muy satisfactorias, y como no estás reduciendo el número de calorías, te sentirás lleno/a.

  1. Te sientes más centrado/a

Si le das una bolsa de chucherías a un niño, podrás ver cómo se pone como una moto delante de tus propios ojos. Les cuesta mucho concentrarse en una tarea, ya que debido al subidón del azúcar están que se suben por las paredes.

Bueno, pues cuando el cuerpo cambia a cetosis, ocurre justo lo contrario. Notarás que la concentración mental aumenta de forma considerable. Este es un gran beneficio de Atkins que la mayoría de la gente suele empezar a sentir después de una semana o dos de reducir los carbohidratos que ingieren.

 

  1. Aumenta la resistencia

En una dieta baja en carbohidratos, después de haber completado el período de adaptación para cambiar a la cetosis (1 o 2 semanas), deberías empezar a notar un gran aumento en los niveles de resistencia. Los ejercicios cardiovasculares te resultarán más sencillos, podrás levantar más peso y notarás que tienes más energía cuando estés con tus hijos.

Esto se debe a que tu cuerpo pasa a quemar grasas para obtener energía. Dado que tenemos muchas más reservas de grasas que de carbohidratos, los niveles de energía suben como la espuma. Sin embargo, si después de llevar un par de semanas con Atkins sientes que te falta energía, prueba a aumentar la ingesta de sal. Atkins es naturalmente diurética, lo que puede implicar que tengas que reemplazar la sal que se pierde cuando disminuye la retención de líquidos. Pero no te preocupes, con Atkins no comerás alimentos salados y procesados, por lo que naturalmente tu ingesta será menor.

 

  1. Estarás de (muchísimo) mejor humor

Sin los constantes altibajos de azúcar en sangre que te roban energía y provocan cambios en tu estado de ánimo, te darás cuenta de que te encuentras muchísimo mejor. Cuando se trata de la mente, los alimentos realmente actúan como medicina y, aunque antes habrías consumido alimentos ricos en azúcar cuando estabas de bajón, esto tiene un efecto contrario al que intentas conseguir, y al final hará que te sientas incluso peor que antes. Con Atkins podrás controlar tu azúcar en sangre, poner alas en tus pies y evitar los «subidones» y «bajones» de azúcar.

image
Publicado por Linda O'Byrne
Atkins Nutritionist